Dermoabrasión

Técnica para regenerar homogéneamente las capas más externas de la piel mediante su exfoliación mecánica (lijado), hasta llegar a la dermis. Es muy apropiada para el tratamiento de estrías, cicatrices planas, marcas de acné y, en general, cualquier proceso que haya alterado la uniformidad de la piel.

Sin embargo, es posible que el resultado no llegue a ser enteramente satisfactorio. Como efectos secundarios, pueden darse casos de hiperpigmentación y, si la dermoabrasión ha sido demasiado profunda, cicatrices.

La duración de la cirugía varía según la zona a tratar desde media hora hasta una hora y media, y en ocasiones se requiere más de una intervención.

Tras la intervención, el rostro suele quedar irritado, inflamado y enrojecido durante unos días y se recomienda extremar las precauciones durante unos meses evitando la exposición al sol y utilizando cremas hipoalergénicas.

Texto: http://www.seme.org

SOLICITAR CITA 951 708 618 – 610 275 391